EL SEÑOR DE LOS COCKRINGS

Hoy quiero hablarte del uso y disfrute de los Cockrings. Y quiero hacerlo por que es un juguete sexual muy versatil, con muchos diseños y que puedes llevar solo para cuando follas o, si te da la gana, cuando sales de fiesta, vas a la playa (y yo los he visto hasta en saunas).

Cockrings de aluminio
Es importante es que sepas que no es bueno que lo lleves puesto más de unas horas, ya que tu piel se resentirá. Con la presión y el roce, es normal que se irrite un poco la piel (puedes usar un poco de lubricante con base acuosa para minimizar el roce). Así que nada de dejárselo puesto durante días, pero si que está bien para salir a la disco (que seguro encuentras a quien follarte), o si vas a la playa (aconsejo que no sea nudista, para que el sol no lo “caliente”).

Mete primero la polla, cuando no esté dura, y después un testículo, y luego el otro. Se que es incómodo eso de meter los huevos, pero una vez que te acostumbres, ni te darás cuenta (acuérdate de que puedes usar un poco de lubricante para facilitar la “entrada”). Es importante que escojas el cockring de tu talla (puedes medir la circunferencia de tu polla y huevos con una cinta métrica). No quieras pillarlo más pequeño de la cuenta, por aquello de que, a más presión, más efecto, por que te va a ser casi imposible ponértelo y, si lo consigues, te puede apretar tanto que, en vez de placer, te ocasione muy mal rollo.

cockring 5 remaches
Si eres muy aprensivo, y eso de “estrujar” tus huevos para meterlos por un aro no te gusta nada, puedes pillarte un cockring con remaches y será tan fácil como si te colocases una pulsera. Un “click” y ya está puesto.

Te recomiendo que te lo quites después de correrte. Primero por que ya ha cumplido su función (retener sangre en tu polla para hacerla dura como una piedra y aumentar la sensibilidad pero alargar el polvo) y segundo, por que, con el polvazo, la piel ha sufrido y es hora de que la sangre fluya de nuevo con libertad.

En cuestión de diseños, hay cientos de ellos para todas tus necesidades. Hay de aluminio y acero, de silicona, de látex…. Los hay en forma de brazalete para estirar tus huevos o la polla (como un corset), en forma de lengua (que hace palanca en el perineo y estimula la parte que va de los huevos hasta el ano), con accesorios (como un aro que aprieta la polla y otro que aprieta los huevos, una barra con una bola al final, que sale del cockring y va hasta tu culo, con la misma barra y bola pero va hasta tu capullo, etc…..) y según la ocasión, hay de diferentes colores. Con la bandera gay, tornasolados, rojos, transparentes, etc….. Los de acero o aluminio brillantes son muy elegantes, los de colores van bien para la piscina, playa, etc…. Los negros son para si eres discreto, igual que los transparentes. En los círculos del sexo duro (cuero y BDSM) se estilan más los negros y rojos. Eso ya es que encuentres el que más vaya con tu personalidad.

Teardrop cockring acero
Te recomiendo también que, para cada ocasión, lleves un cockring adecuado. A la piscina no lleves uno de “corset” por que no pega nada, sin embargo, uno de silicona de algún color vivo, si que viene al caso. Son una moda y tienen su estilo.

Si los sabes utilizar, será un punto a tu favor.

Cockrings: Anillos para el pene

  1. loren says:

    Buen articulo.
    Tengo que decir que mi me encanta ponérmelos en la playa nudista, tienes razón que se calientan al sol pero (pone) mas. lo mejor es cuando me los pongo en el parquing de la playa y llegas morcillón a la arena. Tengo que abarcan polla y testículos al tiempo y solo para testículos, metálicos
    un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *