Kamasutra gay – El Árbol

Bienvenido a la Guía Kamasutra para gays.

Empezamos con la primera lección: El Árbol
En esta postura, el pasivo se tumba boca arriba y apoya uno de sus pies flexionando la pierna sobre el pecho de su amante, que de rodillas lo penetra con más fuerza e intensidad, pudiendo hacer palanca con la rodilla de su compañero. Esta postura tiene la ventaja de que su compañero activo puede jugar y acariciar el torso y el pene de su compañero pasivo.
La intensidad y fuerza que se consiguen con esta postura del kamasutra gay pueden ser dolorosas para los pasivos con poca experiencia, y los activos necesitan tener cierta fuerza física para poder llevar a cabo la penetración dado a lo forzado de la postura, aun así merece la pena intentarlo.

  1. josé says:

    Conoci a mi novio una noche y esa misma noche tuvimos sexo y él me enseñó esa posición. Realmente me dolió mucho al principio pero luego nos acomodamos y hoy le pido siempre la repitamos. Me sigue doliendo, pero lo amo con locura y me hace sentir muy sometido y feliz cuando lo hacemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *