Tag Archive: kamasutra gay

El Molinete – Kamasutra Gay

Kamasutra Gay
El Molinete

A diferencia de las publicadas anteriormente, ésta es una postura algo más compleja, no tanto por requerir de alguna habilidad especial de alguno de los participantes, sino por la dificultad que entraña el llevar un ritmo continuo y el control de la penetración.
El pasivo se coloca boca abajo en el borde de la cama o sofá, mientras que el activo se coloca delante, quedando en una posición invertida respecto al pasivo, realizando la peneración desde esta postura.
Ni que decir tiene que, puesto que el pasivo tiene la movilidad casi reducida a cero, es el activo el que ha de marcar tanto el ritmo de golpeo, como la profundidad de la misma. Una variación algo más cómoda de esta postura (puesto que el pasivo está tumbado boca-abajo en la cama o suelo) es La Leña, pero eso ya es otra entrada…jeje.

El Jabón – Kamasutra Gay

Kamasutra Gay
El Jabon

Habrás oido alguna vez en la ducha del gimnasio o instituto la clásica broma de ¡Ay!…que se me ha caido el jabón…
Pues aquí viene como anillo al dedo.
En esta posición ambos, activo y pasivo se encuentran de pie, y el activo penetra al pasivo estando de pie detrás de él, marcando enteramente el ritmo, intensidad y profundidad de la penetración.
El pasivo, tiene la posibilidad de incrementar la penetración agachándose y flexionando las piernas, e incluso puede acompasar el ritmo para un máximo golpeo. El activo, desde detrás, puede estimular con sus manos el pecho, los pezones y el pene de su compañero. Al no existir confrontación, se produce un mayor juego de fantasía sexual. El mayor inconveniente podría producirse a causa de una penetración muy intensa, que pudiera ser dolorosa para pasivos no muy experimentados.
Es deseable que ambos amantes, lógicamente, sean de la misma estatura o similar, para que el activo no deba flexionar demasiado y esté en una posición cómoda para “empujar”…

La silla – Kamasutra gay

Kamasutra Gay
kamasutra

La Silla

Estimulante posición para el pasivo, que literalmente se sienta sobre su compañero, lo que permite una penetración directa. La posición fetal facilita relajar los músculos del ano. Adicionalmente, tiene el control sobre la penetración así como del ritmo. Puede masturbarse con total comodidad, mientras su pareja lo sujeta por la cadera para acompasar el ritmo. El activo puede tener una mayor participación subiendo y bajando si el pasivo consigue sostenerse en el aire a pequeña distancia.

La Silla
La Silla Colgante

La Silla Colgante

Una variante de la anterior, pero que requiere cierta fuerza, principalmente del activo. El pasivo monta sus piernas por encima de los brazos del activo, a la vez que se sujeta de su cuello. El activo sujeta en el aire al pasivo,, regulando con sus brazos la velocidad del movimiento y la profundidad de penetración. Una postura muy excitante ya que existe un claro contacto visual, y que la adrenalina generada por el esfuerzo aumenta la líbido sexual.

El Sapo – Kamasutra Gay

Kamasutra Gay
El Sapo

La postura de hoy tampoco es muy complicada. Extraordinariamente cómoda para el pasivo, y requiere algo de esfuerzo en piernas y abdominal del activo.
Pasemos al lío:
El pasivo se coloca de rodillas y apoya los brazos firmemente en sus brazos sobre el suelo o cama. El activo, se coloca tambien de rodillas detrás del pasivo, bajando lo posible algo por debajo de la cadera de su compañero. Desde esta posición puede colocar los brazos sobre los muslos del pasivo. Las piernas, al quedar colocadas justo a cada lado de las caderas del pasivo, se pueden utilizar para “ajustar” el ritmo y la profundidad de penetración.

Kamasutra de los Mormones II – Kamasutra Gay

Kamasutra Gay
Kamasutra Mormón

¿Te gustó la anterior entrada de la serie? Pues ahí va la segunda entrega con alguna que tra postura disparatada. Esperamos que os haya gustado este trabajo de la directora de arte Sara Phillips junto con el fotógrafo Neil DaCosta.

Kamasutra de los Mormones.

Salve decir que cualquiera de estas posturas es extrapolable a cualquier credo, etnia o religión.

*No está en la intención de Sexshopsgay entrar a valorar ninguna creencia. La muestra de esta obra es a título meramente artístico.

Kamasutra de los Mormones I – Kamasutra Gay

Kamasutra Gay
Kamasutra Mormón

Kamasutra de los Mormones.
Proyecto de la directora de arte Sara Phillips junto con el fotógrafo Neil DaCosta.
Jugando con el siempre soñado e idealizado morbo que generan esos rostros angelicales de los jóvenes misioneros mormones, siempre arreglados y aseados, con su camisa blanca, corbata, y pantalón negro y las típicas posturas del kamasutra, Neil y Sara crean una excelente y retorcida serie de fotografías con una gran dosis de humor, y que hace caer en el debate sobre el matrimonio gay a la sociedad estadounidense, lllegando incluso a Francia, aunque el objetivo de esta serie no era político en principio.

Salve decir que cualquiera de estas posturas es extrapolable a cualquier credo, etnia o religión.

*No está en la intención de Sexshopsgay entrar a valorar ninguna creencia. La muestra de esta obra es a título meramente artístico. Abogamos por, y respetamos la libertad de credo.

Kamasutra gay – El cangrejo

Kamasutra Gay

La penetración puede ser muy profunda, haciendo sentir a los amantes un intenso placer. Las piernas del que va a ser penetrado deben llevarse encogidas hacia su pecho, quedando apoyadas en los hombros del compañero. Éste quedará totalmente estirado encima de su compañero, apoyado sobre sus manos y pies. El pene del activo debe quedar en posición vertical. En esta posición el ano del pasivo se relaja, facilitando una penetración muy profunda. Además, en esta postura se consigue una agradable estimulación de la próstata, por lo que el placer es exquisito. Como variación puede mantenerse solamente una pierna sobre el hombro en vez de las dos, estrechando de esta forma el ano y consiguiendo una estimulación.

Kamasutra gay – El Caballo

Kamasutra Gay

Al estilo del viejo oeste, en esta postura el pasivo se tumba boca abajo relajado e dejando el ano lo más expuesto posible. Su compañero se coloca justo sobre él y le abre las piernas para penetrarlo y una vez adentro cierra las piernas del penetrado y se incorpora como montando un caballo.
Esto le permite a quien penetra tener libertad absoluta para moverse y cabalgar a su pareja mientras que el penetrado está lo suficientemente cómodo como para aguantar la embestida.
El penetrador también puede apretar con sus rodillas el cuerpo de su compañero para ajustar el roce y tener un dominio absoluto del movimiento.

Kamasutra gay – El Bonobo

Kamasutra Gay

En esta postura el pasivo se apoya sólo sobre sus brazos y hombros y levanta el culo todo lo que puede para que su pareja pueda penetrarle profundamente.

El pasivo, que controla la postura, puede elegir apoyarse en los codos en lugar de usar todo el brazo, para así poder masturbarse a la vez que se la clavan a base de bien.

Una postura muy placentera pero que puede llegar a ser dolorosa para pasivos inexpertos. Requiere de gran fuerza física y flexibilidad por ambas partes.

Kamasutra gay – El Árbol

Kamasutra Gay

Bienvenido a la Guía Kamasutra para gays.

Empezamos con la primera lección: El Árbol
En esta postura, el pasivo se tumba boca arriba y apoya uno de sus pies flexionando la pierna sobre el pecho de su amante, que de rodillas lo penetra con más fuerza e intensidad, pudiendo hacer palanca con la rodilla de su compañero. Esta postura tiene la ventaja de que su compañero activo puede jugar y acariciar el torso y el pene de su compañero pasivo.
La intensidad y fuerza que se consiguen con esta postura del kamasutra gay pueden ser dolorosas para los pasivos con poca experiencia, y los activos necesitan tener cierta fuerza física para poder llevar a cabo la penetración dado a lo forzado de la postura, aun así merece la pena intentarlo.